bannerMASCOTASg1

Es bien cierto que el perro es el mejor amigo del hombre, para muchas personas. Pero para otras, también lo es el gato, el canario, la tortuga, el hamster…Y es que, para cualquiera de nosotros nuestra mascota es lo más adorable del mundo. Se les quiere tanto por sus virtudes como por sus defectos. Unos piensan que los perros son fieles a su amo. Otros piensan que los gatos son muy independientes y algo ariscos. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto?. No existen dos animales iguales, aunque sean de la misma raza. Cada uno tiene su propia personalidad. Seguro, que muchos de ellos tienen historias que nos sorprenderían, y nadie mejor que sus dueños conocen a sus propios animales, su mascota, su amigo, su compañero…¿Cuál es la historia de tu mascota?

Marcial, el amigo de nuestro profesor Óscar Cortina.

A Marcial le recogimos de un refugio en Alicante cuando apenas tenía un mes de vida, y desde entonces se ha convertido en la alegría de la casa. Le encanta estar cerca nuestra, y por las noches, espera a que nos sentemos en el sofá para hacerlo a nuestra vera. Lo que más le gusta es estar bien arropado y tener calor, por eso, aunque sea verano, le gusta estar tapado entre mantas. Por las tardes solemos ir a una cala de Villajoyosa y le soltamos para que corra y juegue con el resto de perros. Marcial es extremadamente cariñoso, y hace lo que sea por estar a nuestro lado. De ahí que animo a todas las personas que se están planteando el asoptar a un perro de un refugio, ya que a buen seguro nadie se arrepentirá de ello. 

encojinadoP10100291

 

Historia de la frase “El perro es el mejor amigo del hombre”

 

 

A pesar de que pueda creerse que la frase “el perro es el mejor amigo del hombre” es una creencia popular, no es así, fue pronunciada por primera vez por el abogado George Graham Vest, en estados unidos. La historia de esta frase es la siguiente:
Charles Burden, poseedor de un galgo llamado Old Drum, descubrió que su perro había sido asesinado. Averiguó que lo había matado su vecino a sangre fría, no en defensa propia y decidió denunciar el hecho. Su abogado, Geroge Graham Vest, pronunció el siguiente discurso en el juicio:
Caballeros del jurado: El mejor amigo que un hombre pueda tener, podrá volverse en su contra y convertirse en su enemigo. Su propio hijo o hija, a quienes crió con amor y atenciones infinitas, pueden demostrarle ingratitud. Aquellos que están mas cerca de nuestro corazón, aquellos a quienes confiamos nuestra felicidad y buen nombre, pueden convertirse en traidores.
El dinero que un hombre pueda tener también podrá perderlo, se volará en el momento que más lo necesite.
La reputación de un hombre quedará sacrificada por un momento de locura o debilidad.
Las personas están dispuestas a caer de rodillas para honrar nuestros éxitos, serán los que arrojen la primera piedra, cuando el fracaso coloque nubes sobre nuestro porvenir.
El único, absoluto y mejor amigo que tiene el hombre en este mundo egoísta, el único que no lo va a traicionar o negar, es su PERRO.
Caballeros del jurado, el perro de un hombre está a su lado en la prosperidad y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad. Dormirá en el frío piso donde sopla el viento y cae la nieve, sólo para estar junto a su amo.
Besará la mano que no tenga comida para ofrecerle, lamerá las heridas y amarguras que produce el enfrentamiento con el áspero mundo.
Si la desgracia deja a su amo sin hogar y amigos, el confiado perro solo pide el privilegio de acompañar a su amo para defenderlo contra todos sus enemigos.
Y cuando llega el último acto, y la muerte hace su aparición y el cuerpo es enterrado en la fría tierra, no importa que todos los amigos hayan partido. Allí junto a la tumba, se quedará el noble animal, su cabeza entre sus patas, los ojos tristes pero abiertos y alertas, noble y sincero, mas allá de la muerte.
La sala se llenó en un profundo silencio y algunos incluso se echaron a llorar, emocionados. El vecino y asesino del perro, Leónidas Hornsby, fue multado con 550 dólares.

Kity, mi perrita adorable

karinaHola, me llamo Karine. Tengo 10 años. Mi mascota es una perrita llamada Kity. Ella tiene 3 años, pero el 11 de marzo cumplirá 4. Es una Cocker Spaniel, es decir, una perrita de caza. Mi hermana y yo siempre pedíamos a mis padres si nos podían comprar una perrita. Al principio mis padres no estaban muy convencidos con la idea, pero al final pensaron que podía ser beneficioso para nosotras, y gracias a mis generosos padres tenemos a la mimosa Kity. Ahora, os contaré cómo  la conocí: eran las 5:00 de la tarde y acabábamos de terminar el colegio, mis padres traían en brazos a una pequeña perrita con ojos muy profundos, entonces yo les pregunté a mis padres de quién era esta perrita, a continuación mis padres me dijeron que a partir de ahora era nuestra, y mi hermana y yo nos pusimos a saltar, a dar brincos de alegría, y, por supuesto le dimos un gran abrazo a mis padres diciéndoles que muchísimas gracias por regalarnos esta perrita tan mimosa. Desde ese día a toda mi familia le gusta estar con Kity, hasta a mi abuela le gusta mucho.  Kity es una perrita muy educada y respetuosa, ya que, siempre come la comida que le ponemos, cuando nosotros estamos comiendo,  para acompañarnos, y además nos hace mucho caso ya que cuando le decimos que se siente, que se tumbe o que salte ella siempre está dispuesta a hacerlo. Aunque, también, hay que decir que es una perrita muy juguetona porque siempre está en el exterior de la casa corriendo, investigando los sitios y jugando con nosotras en el mini parque que tenemos. Kity tiene un rostro feliz, con unos marrones y profundos ojos, un olfato muy desarrollado y unas largas y suaves orejas de color marrón. Kity tiene un pelaje cálido, suave y de color blanco y marrón clarito. En verano  le encanta bañarse en la piscina con mi hermana y conmigo ,me gusta jugar con ella y cogerla en brazos para ayudarla a nadar más rápido. Kity es muy amigable y social con las personas, ya que cuando celebramos fiestas en casa ella se hace amiga de todo el mundo. Kty es una perrita muy fiel para mí. Le encanta que le acaricien y que la cojan en brazos para poder sentir el amor que tenemos toda la familia con ella. Para mí es una perrita adorable, mimosa, generosa, juguetona, simpática,  etc. Siempre he querido a Kity y siempre la querré con todas mis fuerzas.  Para mí, Kity…¡ES LA MEJOR MASCOTA DEL MUNDO Y ES MI MEJOR COMPAÑÍA!

León, uno más de la familia

Hola, mi nombre es José Vicente. Tengo un gato muy guapo, inteligente, ágil, y se llama León porque tiene la cara como un Leónjose-vicente1. Está con nosotros desde que tenía mes y medio. De pequeño le dábamos leche con biberón. Cuando estábamos de vacaciones en la casa de campo de las Fuentes de Algar, estaba en contacto con la naturaleza. Mis padres se turnaron dos noches sin dormir, para que se acostumbrara a la casa y a nosotros. Es precioso, tiene unos ojos de color verde, y el pelo es de color marrón miel, negro, gris y mayormente blanco, el color del lomo es muy parecido al de un tigre. Le bañamos en la bañera. Le gusta mucho. Cuando no está llena de agua lo meto y lo pongo de pié, se cree que está llena de agua, me hace mucha gracia. Cuando tiene hambre me acaricia y me muerde en la piel hasta su cuenco de comida, para que yo se la ponga. Al llegar a casa nos recibe sentado y se pone de pié con las patas levantadas para que lo cojamos y nos lo pongamos en el hombro. Es muy feliz, veloz y travieso. Juego mucho con él. ¡Es uno más de la familia!

La tortuga de Nando

Nando1

Hola, me llamo Nando, tengo 7 años y mi mascota es una tortuga de agua. Os voy a hablar un poco de su vida. Una vez, cuando mi hermana fue al dentista, le tuvieron que arrancar un diente, pero no se dejaba. Mi madre le dijo entonces: “Si te dejas arrancar el diente, te regalo una tortuga”, y se dejó. Mis padres se la compraron, pero mi hermana no cuidaba mucho de ella, así que decidí cuidarla yo. Ahora la tortuga vive muy feliz conmigo. Tiene agua, comida, sol o sombra cuando quiere…  ¡Tiene todas las cosas que puede necesitar una tortuga!

La tortuga Molly005

Mi mascota se llama MOLLY y es una tortuga.Tiene 7 años,come gambas pequeñas secas y también mi madre y yo, le ponemos a MOLLY una especie de pastilla de calcio para endurecer su caparazón. En verano,dejamos ha MOLLY que tome el sol en la terraza,le gusta estar tranquila.Y en invierno,ella  hiberna y a penas se mueve. .A veces come salchichas Frankfurt. ¡¡¡ES  LA MEJOR MASCOTA DEL MUNDO!!!

 

 

Mi gata Leti

Leti-gatoHola, me llamo Andrea, soy alumna del TCAFMN y mi mascota es una gata llamada Leticia, pero todos la llamamos “Leti”. Lleva con mi familia 4 años y nosotros siempre hemos pensado que es un animal especial por las siguientes cosas: Hace 6 años, el vecino de nuestro chalet nos regaló una gatita recién nacida a la que cuidamos y mimamos muchísimo. Al hacerse mayor se quedo embarazada y tuvo 5 gatitos, 2 de ellos fallecieron al nacer y los otros tres se quedaron con nosotros, eran 2 machos y una hembra. Cuando se hicieron grandes regalamos los dos machos y nos quedamos con la hembra a la que llamamos como su madre “ Leti Junior”. Esta gata era como un miembro más de la familia , dormía con nosotros, comía a la misma hora que nosotros, incluso cuando yo me echaba la siesta dormía conmigo. Cuando falleció la madre, Leti junior se quedo embarazada y tuvo 3 gatitos a los que un día, al llegar al chalet, los cogió uno a uno con la boca y me los trajo hasta los pies para que los viera. Al cabo de un año atropellaron a la madre y nos quedamos con los 3 hijos de los que actualmente tenemos solo la hembra a la que también pusimos de nombre Leti y nos quiere como la primera. Leti tiene “varios menús” . Entre semana come latas para gatos de hígado, pescado, carne. Su plato preferido es el de hígado con salsa. Tiene la manía de retozar mucho con la gente, pero solo con la que conoce. Una persona que a la que nunca ha visto, no podrá acercarse a ella ya que la gata se alejaría. Yo, como dueña de esta gatita, siempre he pensado que es especial. Un perro siempre es más un animal de compañía pero en mi caso, Leti es mi mejor compañía.

 

MIMI, UNA GATA MUY MIMOSA

Mi gatita se llama  “Mimi”. Tiene 14 años. Antesdarioyelisa1 de que  naciéramos mi hermano y yo, Mimi ya vivía con papá y mamá. Pero entonces también tenían a otros gatos; Áticus, Rasputín y Chispita. Ahora, sólo queda Mimi, y vive en casa de mi abuela. Durante el día se pasa las horas durmiendo en el sofá o encima de alguna cama. Pero por la tarde y la noche sale al jardín y merodea por la urbanización. Antes nos traía muchos bichos a casa; saltamontes y pájaros que había cazado, y los dejaba en medio del salón. Mi abuela se enfadaba un poco, pero mis papás me explicaban que lo hacía porque era una manera de traernos regalos porque ella entendía que somos su manada. Ahora ya no lo hace, pero sigue recorriendo las urbanizaciones por la noche, y entra en casa cuando quiere.  Cuando yo llego a casa de mi abuela, sé que a los diez minutos aparece Mimi. Golpea con la cabeza la puerta de la terraza o maulla si la gatera está cerrada. Entra a casa y come un poco. Y luego se pone a mi lado o encima de mi hermano. Si mi hermano y yo nos sentamos juntos, Mimi se pone encima de los dos. Cuando nos sentamos a comer a la mesa, se sube a mi silla y se queda detrás de mí para oler lo que como. Yo le doy a veces algunas cosas, pero mi abuela me riñe.  Le gusta mucho que le acaricie, pero mi padre me ha enseñado a hacerlo porque antes le acariciaba en la tripa o en la cola y me quería morder. Pero ahora ya sé cómo hacerlo y disfruto mucho con ella. Mis papás me dicen que Mimi me consiente todo lo que le hago, pero ella siempre quiere estar conmigo y con mi hermano. Cuando me quedo a dormir en casa de mi abuela, siempre duerme en mi cama o en la de mi hermano. Me gusta mucho cuando ronronea porque sé que está contenta conmigo. Me haría mucha ilusión tener un perrito, pero, por ahora mis papás no me dejan. Así que, siempre que puedo voy a ver a Mimi. Mis papás le puesieron ese nombre porque cuando la cogieron de la protectora se pasó un día y medio durmiendo, sin despertarse. Y cuando se despertaba un poco sólo quería que le acariciaran.