IMG_2325

Cada trimestre, el colegio Lope de Vega intenta sensibilizar a los alumnos para que caigan en la cuenta de que no hay persona tan afortunadas y que por ello aporten dinero mediante unas huchas que se depositan en cada clase de Primaria, ESO y Bachillerato. Es por esto que el pasado jueves 2 de Mayo, recibimos la visita de dos personas acogidas, junto con la directora y el Hno. Benjamín de la Orden hospitalaria de San Juan de Dios. Esta asociación de la Iglesia Católica promueve la atención y reinserción social de personas que por diversos motivos se han visto en la calle. Fueron ellos quienes nos recordaron los valores esenciales de la vida que debemos siempre tener en cuenta.

Para sensibilizar a los alumnos recrearon en el aula una situación en la calle, una situación que ellos mismos habían vivido. En primer lugar nos explicaron los 125 años de historia de la orden de San Juan de Dios, como a lo largo de estos años ha ido ayudando a los necesitados siguiendo el ejemplo de Jesucristo. Tras finalizar esta explicación nos dieron a los alumnos un pequeño papel donde escribimos lo más importante que teníamos cada uno de nosotros en estos momentos –familia, amigos, felicidad, salud…- una vez recogidos estos papeles los pegaron en los hilos de una marioneta, usando como metáfora la marioneta, que eran ellos, y los hilos que era lo queIMG_2237 les mantenía sujetos a la vida, el primer acogido, Jose, con una tijera en la mano, explico que tras caer en su adicción, lo primero que perdió fue la familia, así cortó el hilo en el cual estaban colgados dicho papeles, continuó explicando que lo segundo que perdió fue la dignidad, quedando así la marioneta desequilibrada, después Félix, el segundo acogido cortó el hilo restante del que colgaba la felicidad u otros valores, cayendo con ella la marioneta al suelo. Una vez en el suelo dicha marioneta, ya no les quedaba nada para continuar, ambos dijeron que una vez dentro de su adicción nada les mantenía sujetos a  la vida, lo habían perdido todo. Pasado un tiempo, nos explicaron que comenzaron a reflexionar, y fue entonces cuando apareció San Juan de Dios.

Al cabo de una semana, cuatro alumnas junto con D. Javier, fueron a la sede de San Juan de Dios en Valencia a dejar el dinero que habían recaudado todos los alumnos en las huchas. Al llegar allí nos esperaba el Hno. Benjamín. Nos enseñó el albergue: lugar donde comen, duermen, aprenden y se relacionan. Después de conocer las instalaciones, nos dirigimos al TANDEM, allí les enseñan como trabajar en equipo, enseñándoles cosas útiles, manteniéndoles principalmente ocupados y distraídos de sus adicciones. Allí creaban mimbre, colonias, perchas, e incluso disponían de dos pequeños talleres, unos de tapicería y otro de reparación de bicicletas.

Allí donde nos encontramos a los dos acogidos que visitaron el colegio Lope de Vega, ellos mismos nos llevaron por el taller dándonos a conocer esta organización. El impacto que nos causó ver la situación de estas personas, y apreciar como a pesar de haberse quedado sin nada habían conseguido seguir adelante y superarse a sí mismas, nos hizo reflexionar. Esperamos que el próximo año podamos volver a ayudarlos y aportar nuestra pequeña parte a esta gran obra.

Lara Fornés, Iris Martínez, Mar Roura y Blanca García.

-Alumnas de 4º de ESO-

Web de la Orden  “San Juan de Dios”: www.sanjuandediosvalencia.org

IMG_2244IMG_2323IMG_2326IMG_2328

IMG_2226IMG_2230IMG_2232IMG_2235