“Haced esto en memoria mía”  Lc. 22, 19. Jesús nos pide celebrar su gran amor, y no solamente celebrarlo, sino poder vivirlo de modo real, más que un mero recuerdo. Jesucristo viene en cada eucaristía, sigue caminando a nuestro lado, nos alimenta con su cuerpo y sangre. Para recibir a Jesús en la Eucaristía nos preparemos, y el primer día que lo recibimos en una gran alegría. Pero no sólo el primer día, cada vez que nos acercamos a la Sagrada Comunión, venimos alegres, confiados, agradecidos…

A Jesús no sólo lo recibimos, también lo adoramos, le rezamos, caminamos en procesión con él para reconocer que él cada día camina a nuestro lado. Este es el verdadero sentido de la solemnísima procesión del Corpus Christi. Este año, por primera vez en la historia del Colegio Internacional Lope de Vega, celebramos la solemnidad del Corpus Christi. A las 09:30 de la mañana del martes 4 de junio comenzaba la procesión con el Santísimo Sacramento desde el “Jardín de los sueños”. Tras una breve oración con todos los niños que habían hecho este año su Primera Comunión y sus compañeros de clase, continuamos la procesión con Jesús sacramentado. Recorriendo el colegio, llegamos hasta el “Patio de la Virgen”. Allí oramos todos con mucho recogimiento al Señor y recibimos su bendición.

Tras esta preciosa procesión comenzamos la celebración de la Santa Misa. En un ambiente de oración y de mucha cercanía, todos los niños y familiares celebramos este gran misterio de amor de Dios, la Eucaristía. Ayudados por los cantos del coro de nuestro colegio, de las lecturas y oraciones de los niños y niñas, y de las palabras de nuestro capellán D. Javier, nos sentimos más cerca de Jesucristo. Al concluir la Santa Misa el sacerdote nos sorprendió con una gran noticia, Su Santidad el Papa Francisco nos concedía su bendición apostólica, acreditada en un pergamino que será puesto por todo el colegio. Tras recibir un recordatorio de este día memorable, consumíos esta hermosa celebración que a todosy acercó a Cristo Jesús.