Menú

Damos la bienvenida al nuevo curso escolar 2008-2009 en el Lope de Vega

Ya hemos entrado en el mes de octubre, y el periodo de adaptación al nuevo curso ha llegado a su fin. Después de unas largas vacaciones, sol, piña colada y horas, tumbado en el sofá viendo series televisivas, toca ponerse las pilas y estrujarse el cerebro. Algunos alumnos ven el inicio de curso como un retorno a las mazmorras, una pesadilla diaria que se irá convirtiendo en una tortura que va a durar nueve meses. Pero muchos otros consideramos esta vuelta una oportunidad para reencontrarnos con los amigos, pasarlo bien y, de paso, aprender unas cuantas cosas. Cada curso es diferente, ya que se incorporan alumnos nuevos, y esto puede ampliar nuestro círculo de amigos.
Con algunos profesores te lo pasas realmente bien, aunque con otros, más vale no pasarte de la raya. Pero ninguno de ellos se salvará de ser bautizado con algún mote o apodo. A pesar de todo, la mayoría nos vamos acostumbrando a las nuevas circunstancias, y siempre hay alguna asignatura que es un hueso de roer, pero forma parte del juego y hay que capear el temporal.

Además de cursar las asignaturas obligatorias están las actividades extraescolares que desempeñan un papel importante en nuestra educación.

En ocasiones, sin saberlo, practicar algunos deportes en extraescolares marcan la vida de alguno de nuestros amigos que se convertirán en profesionales del fútbol, tenis o natación en un fututo no muy lejano.
Lo cierto es que la vida de estudiante, bien visto, tiene muchas ventajas. En primer lugar, no tienes las preocupaciones de los mayores ni la falta de tiempo para hacer las cosas que te gustan. Aunque, al final, son nuestros padres con los que tienes que rendir cuentas tanto si el curso ha ido bien como mal.
Lo importante es llevar el curso con responsabilidad, y para ello es necesario organizarse y planificar muy bien las horas de estudio porque ¿quién no quiere aprobar a final de curso?…¡todo el mundo!.Pero hay que currar un poco.
Así que, deseo a todo el mundo que el curso le vaya bien, y el que no todavía no se haya puesto las pilas, ya sabe…conejito duracell.

Deja un comentario