Encuentro especial del Lope de Vega con David Perkins

noticia

Los directores de los colegios asociados a CICAE, entre ellos el Lope de Vega, tuvieron la oportunidad de tener un encuentro en exclusiva con el profesor David Perkins, miembro fundador del Proyecto Zero y cofundador de WIDE WORLD  de la Universidad de Harvard. Con tan alta personalidad del mundo de la educación comenzó el Encuentro de directivos de CICAE dentro del marco del XI Congreso de Innovación Educativa ENAP. Toledo, 29 de septiembre.

Durante dos horas, Perkins respondió a las numerosas preguntas que su intervención en dicho Congreso sobre El Aprendizaje para la Comprensión había suscitado.

Su presentación  fue altamente esclarecedora en cuestiones que identifican el contenido del cambio que debe producirse en nuestros centros educativos y aulas para poder formar personas capaces de estar a la altura de los requerimientos de nuestro siglo.

Cuestiones  que  no  son  otras  que  clarificar  las metas  educativas,  cómo vincular el trabajo  del alumno con la experiencia,  el diseño  de  unidades didácticas que inspiren un aprendizaje activo y que, por tanto, conlleven el desarrollo de prácticas de evaluación efectivas (“digamos al alumno lo que sabe para  que pueda  seguir construyendo su aprendizaje, en lugar  de castigarlo por lo que no sabe”) y utilizar  sistemáticamente la  reflexión sobre lo que se aprende y cómo se aprende ( metacognición).

Nos condujo  por el arriesgado  camino  de enseñar  para lo desconocido  y cómo estimular en nuestros alumnos las habilidades que les ayudarán a encontrar soluciones a los problemas mediante destrezas que desarrollan un pensamiento crítico y creativo eficaz y  que consiguen involucrarles  activamente en su aprendizaje.

Surgieron también  preguntas de orden práctico cómo ¿Cuál sería el punto de partida para comenzar la revolución pedagógica  en un centro?, ¿cuánto tiempo transcurre hasta que este cambio empieza a evidenciarse?, ¿qué mensajes dar a las familias para que  acepten  que no se trata  de que los alumnos   procesen   información   sino   conocimiento?,  ¿tras   el   cambio, nuestros alumnos tendrán peores resultados en las pruebas estatales?,…

Sus argumentos  desmontaron  con precisión y autoridad estas reservas. La pregunta que, a su vez, nos lanza puede servir bien de punto de partida para esa reflexión que este país parece tener pendiente: ¿Qué merece la pena aprender que sea valioso para la vida?

Deja un comentario