• Cardiólogos deportivos impartieron una charla  en el Colegio Internacional Lope de Vega sobre este tema.
  • Un electrocardiograma, una prueba de esfuerzo y un ecocardiograma, las tres pruebas fundamentales para el diagnóstico.

IMG_4652

 

Su incidencia no es muy elevada, pero cada caso de muerte súbita, especialmente en deportistas jóvenes, causa un gran estupor en la sociedad. Por ese motivo, el Colegio Internacional Lope de Vega, dentro de su apuesta por la prevención en diferentes aspectos, organizaba esta charla que fue impartida por especialistas médicos.

 

El Dr. Alfonso Valle y el Dr. Fernando de la Guía, ambos cardiólogos deportivos, explicaron a los alumnos y al resto de asistentes, la incidencia que tiene la muerte súbita en el deporte y la necesidad de llevar a cabo pruebas diagnósticas cada cierto tiempo a las personas que lo practican desde la etapa escolar. Actualmente no hay una normativa legal al respecto sobre las pruebas que deben de pasar los deportistas antes de realizar una determinada actividad física; sin embargo, ya se están dando pasos para avanzar en ese sentido. Recientemente, la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica, junto con el Consejo Superior de Deportes han elaborado un nuevo documento base para regular el control médico que debe realizarse.

 

El reconocimiento cardiológico básico al que, según explicaron, deberían someterse todos los deportistas a partir de los 6 años, y con una periodicidad de dos años, consistiría en tres pruebas básicas: un ecocardiograma, una prueba de esfuerzo y un electroencefalograma.

 

La Directora Educativa del Colegio Internacional Lope de Vega, Áurea González destacó la importancia que da el Centro a la educación física entendida, no sólo como la práctica del deporte, sino como una asignatura que enseña a los alumnos a gestionar su propio cuerpo con una correcta higiene postural y una alimentación saludable que les permita disfrutar del ocio y reconocer sus aptitudes y limitaciones.

 

IMG_4662       IMG_4652