5

Los alumnos Rosa Font y Víctor Gas, de 1º de Bachiller, han disfrutado de cuatro días en Santiago de Compostela dentro de la decimotercera edición del MEP (Modelo del Parlamento Europeo). Durante ese tiempo, han compartido trabajo con alumnos de toda España, que habían sido seleccionados tras realizar los mejores trabajos del país. Juntos han formado comisiones para tratar temas como la discapacidad, la sostenibilidad de las ciudades, los retos de la Unión Europea y el fomento de la actividad emprendedora. Después han tenido que crear resoluciones y debatir sobre las mismas.

El primer día, viernes 22 de febrero, visitaron el Parlamento Gallego, acompañados de los profesores, entre ellos Óscar Cortina, del Lope de Vega, y del resto de delegados (hasta un total de 71 alumnos). Víctor Gas se encargó del discurso inaugural de la Comunidad Valenciana (como se puede apreciar en el video) y llamó la atención por su espontaneidad y frescura. El resto de jornadas se celebraron en el Colegio Manuel Peleteiro, que este año ha acogido a los delegados.

12El propio Víctor comentó: “Ha sido una experiencia única, en la que he tenido la ocasión de conocer a gente de diversas opiniones y que en muchos aspectos su competitividad te empujaba a esforzarte más. He tratado de mejorar mi oratoria y mis capacidades discursivas. Al relacionarnos con el resto de chicos de toda España, hemos aprendido mucho de otras culturas, ampliado vocabulario y hasta aprendido algo de gallego. Como dijo el presidente del Parlamento Europeo, en Galicia la lluvia es arte, y ese arte ha impregnado todas las jornadas del MEP. Ojalá vuelva a vivir una experiencia como ésta”, sentenció.

Por su parte Rosa afirmó: “Me ha parecido una oportunidad inigualable para entender el funcionamiento de una institución tan importante como el Parlamento Europeo. Además he aprendido sobre diversos temas como economía o comercio internacional. En mi comisión he profundizado en la creación de un modelo sostenible de la ciudad. Quizá hoy sea algo utópico pero se puede trabajar para que en el futuro se haga realidad. Además he tenido la oportunidad de conocer gente de toda España y conocer sus acentos, peculiaridad y riqueza cultural en general. Otro aspecto llamativo fue la exigencia del protocolo, al que costó un poco habituarse, pero que iba en concordancia con la formalidad del marco del Parlamento Gallego. En definitiva, el MEP es un virus del que no me quiero curar”, concluyó.

Han sido cuatro días realmente intensos en los que han tenido la posibilidad de dar lo mejor de sí mismos, poder profundizar al máximo en los temas candentes, y aprender desde un punto de vista diferente.