Menú

¿Qué se siente al ser Dama por un año?

Todo empezó, al menos para dos de ellas, hace ya casi 10 años. Motivadas un poco por los padres, se presentaron para ser damas de las fiestas y tuvieron la posibilidad de vivir una experiencia totalmente nueva y distinta.
Hoy, estas tres chicas, Ángeles Gómez, Carmen Cortés y Marta Esteve, tienen ya 17 años y cursan 2º de Bachillerato en el Lope de Vega. “De pequeñas si que era más cosa de padres, pero ahora ha sido por decisión propia”, nos cuentan. Ya en marzo (tenga en cuenta que las fiestas propiamente dichas son en Noviembre), tuvieron que responder a una serie de preguntas que definiesen su relación con las fiestas; para luego ser elegidas con el fin de ostentar el cargo de damas durante todo un año. “El día de la coronación es muy emocionante”, dice Ángeles, refiriéndose a la ceremonia donde las 12 damas son presentadas al pueblo y es elegida la reina. A partir de este momento, empieza unaño ciertamente inolvidable. Hasta que empiecen las fiestas patronales, las damas asisten a una gran cantidad de actos, así como a muchas fiestas que se celebran en nuestra ciudad. “Uno ni se imagina la cantidad de fiestas que hay”, comenta Carmen, “Cada comunidad e incluso cada edificio tiene su propia fiesta…” Esto sin contar Moros y Cristianos, las Hogueras,… Pero las chicas no solo deben de asistir a las fiestas sino también a actos oficiales a los cuales a su vez van autoridades. Esto les ha acercado un poco a entender la vida protocolaria, ya que ellas como representantes de las fiestas también deben de seguir cierto protocolo. Entre sus “obligaciones” también está el acudir a los diversos conciertos que se han celebrado en la ciudad este verano. “¡Fue genial! ¡Hasta nos hicieron fotos con Bisbal!”. En todo esto las chicas cuentan con el total apoyo de sus padres, que es indispensable. “¡Nos ayudan en muchos aspectos, entre otros a vestirnos, que no es tan fácil como parece!”, nos cuentan entre risas. Pero lo más importante es cuando llegan las fiestas de Benidorm. “Somos las máximas representantes de nuestro pueblo en el contexto de fiestas”, dice Marta, “y eso nos hace estar muy orgullosas”. Empiezan el viernes de fiestas y ¡Hasta el miércoles no paran! Estarán continuamente en las calles y asistiendo a actos. También se encontrarán con sus compañeros de clase, los que a su vez también estarán orgullosos de ver a sus compañeras en tan importante papel. Una vez pasados estos momentos, viene lo malo. El domingo cuando ya no hay carteles, ni peñas, es cuando viene la depresión de que todo ha acabado, e incluso cae alguna lagrimilla. Luego tras algunos meses de esporádicos actos, todo acaba cuando eligen a las nuevas damas, dando así fin a un magnífico año. A pesar de ser una experiencia maravillosa, no todo es tan fácil. “Debes de sacrificar algunas cosas, pero si te gusta ser dama no te dará pena”. Además siempre hay que pensar que están los estudios, que en un 2º de Bachillerato necesitan bastante dedicación. Pero a pesar de que los actos consumen mucho tiempo, las chicas nos aseguran de que se pueden compaginar ambas cosas con un poco de esfuerzo. Pero debido a estos pequeños contras, las chicas recomiendan que cualquier futura dama debe de estar muy segura a lo que se mete y que tenga muchas ganas e ilusión. Entonces no tendrá problemas y vivirá un tiempo genial. Esta es un poco la historia de Ángeles, Carmen y Marta, tres chicas que viven muy de cerca las fiestas patronales de su pueblo, y que desde aquí quieren desear a todos: ¡FELICES FIESTAS!

Deja un comentario