imagnoticia
El 8 de marzo, como todos los años, se rindió homenaje a Don Juan Fuster Zaragoza, fundador del C.I. Lope de Vega. Esta vigésimo novena edición contó con la participación de todos los alumnos del centro, en un respetuoso tributo a la persona que hizo posible que ellos mismos estuvieran disfrutando de su magnífica educación. El acto comenzó con una eucaristía que ofició el padre Javier, donde se recordó los valores que Don Juan inculcó a todos sus conocidos y a en particular a los alumnos. La ceremonia, como no podía ser de otra forma, estuvo presidida por su viuda, Doña Carmen Pérez, su hijo Vicente Fuster, su hija Ana María Fuster junto al resto de sus familiares.

Tras la ceremonia religiosa, celebrada en el pabellón, se visionó un vídeo en el que se recordaba que la realidad de nuestro Colegio fue fruto de lo que en su día, un niño a la edad de 9 años, D. Juan Fuster Zaragoza, había imaginado como su propio proyecto de futuro, dónde muchos de nuestros alumnos fueron invitados a expresar sus propios sueños. A continuación, los alumnos Rosa Font y Víctor Gas dieron dos emotivos discursos donde se hizo mucho hincapié en el espíritu emprendedor del que se contagian en el colegio. Incluso se leyó la carta de una antigua alumna, que en la actualidad ejerce de exitosa economista en el extranjero, donde aseguraba que nunca había conocido un Centro docente como éste, en el que se había formado con ese carácter internacional que Don Juan imprimió al colegio desde sus inicios. Precisamente los alumnos de Primaria e Infantil procedentes de otras nacionalidades, le dieron un toque de color al acto con los trajes típicos de sus países de origen y productos de sus tierras.

Juan_Fuster_ZaragozaLa directora del centro, Doña Áurea González, dio un sentido discurso en el que dio las gracias a la familia Fuster Pérez por hacer posible que el sueño del fundador perviva durante tantas generaciones, y de esta forma miles de chicos puedan tener esa formación integral y en valores por la que Don Juan había trabajado tanto. También incidió en que los alumnos debían esforzarse por tratar de cumplir todos sus sueños.

Poco después se entregaron los premios Juan Fuster Zaragoza de narración, que este año había tenido como tema: “Qué quiero ser de mayor”. Los ganadores de los tres bloques fueron Karine Dumont, María García y Víctor Gas respectivamente, y todos ellos recogieron con entusiasmo los premios de mano de la propia Doña Carmen Pérez. Todo el acto estuvo amenizado por el coro del colegio, que interpretó varios temas nuevos, y encandiló a todos los presentes, cerrando la ceremonia con el himno del colegio.

A las 11:10 se procedió a la ya habitual chocolatada, con sus magdalenas y deliciosas torrijas, y a la inauguración de “El jardín de los sueños”, un espacio donde los alumnos tendrán completa libertad para crear, imaginar, jugar, compartir y sobre todo soñar. Este espacio se encuentra en la entrada, al aire libre y donde anteriormente se situaba el barco del colegio, aprovechando esta zona verde para todos los estudiantes que lo deseen. Para finalizar la jornada los más pequeños hicieron una representación sobre el encuentro de la virgen del Sufragio. Fue un día redondo para celebrar el aniversario de una figura tan ejemplar como fue Juan Fuster Zaragoza.