Roland, un ex alumno ejemplar, ha querido compartir sus experiencias

noticia-Roland
El ex alumno Roland Gsell ha visitado a sus antiguos profesores y compañeros, con los que ha compartido sus experiencias en su primer año de carrera. Roland, que el año pasado obtuvo una matrícula de honor al final de su trayectoria en el colegio, está estudiando en Pamplona la carrera de Derecho, en la que ha conseguido 5 matrículas de honor en su primer año y una media de 9,2. De entre todas las cosas que se lleva de su estancia en el Lope de Vega, destacó la importancia del conocimiento adquirido en las nuevas tecnologías y la práctica a la hora de exponer en público.

Roland dio una charla a los alumnos de 1º de Bachiller, en la que les contó sus experiencias y les aconsejó de cara a su pronta incorporación al mundo universitario. Además, concedió una entrevista al Don Lope Digital (DLD3), en la que habló de muchos y muy interesantes temas. “La impresión que me llevo del primer año de carrera ha sido muy buena. No pensaba que fuera a ser tan interesante, porque uno en el colegio estudia asignaturas muy generales, un poco de todo. Sin embargo en la universidad uno ya elije algo que va a hacer en el futuro. Por ejemplo en Derecho constitucional estamos viendo los distintos tipos de leyes que hay, y eso me interesa bastante”, afirmó.

Una de las cosas que más le ha llamado la atención es la independencia y la mayor responsabilidad que tiene ahora. “Ya no se trata de dedicarse sólo a los estudios. Ahora cuando llego a casa tengo que prepararme yo la comida, limpiar y dedicarme a la casa, y eso también lo noto. Las primeras semanas de clase tuve que adaptarme al ritmo universitario, pero al final le fui cogiendo el ritmo”, dijo.

De todo lo aprendido en el Lope destacó “el gran conocimiento que me llevé en las nuevas tecnologías y el uso de las mismas. Por ejemplo, cuando nos mandan hacer algún tipo de power point, muchos otros alumnos no están acostumbrados, o por ejmplo te ponen un párrafo muy largo en vez de poner las ideas principales, que es lo que aprendía aquí. Y eso me ha venido muy bien. Además nosotros en el Lope hicimos muchas exposiciones, y lo he notad mucho cuando he tenido que intervenir, porque muchos otros chicos no estaban tan acostumbrados como yo”, sentenció.

Aunque es un alumno brillantísimo en lo académico, también le dedica tiempo a otras facetas de la vida. “Los sábados voy a una residencia de ancianos a cuidar a personas con problemas de demencia, y eso es algo que me llena mucho. Después de varias semanas, ya te empiezan a reconocer, y una sonrisa suya te alegra de verdad. Y luego trato de hacer mucho deporte, porque eso te despeja la cabeza y hace que luego puedas estar más concentrado en los estudios”, finalizó Ronald.

Deja un comentario