• Patricia donará parte del premio a la Asociación benéfica Doble Amor
  • En la actualidad estudia 1º de Negocios Internacionales en la Universidad de Valencia

 

la foto 1 (27)

 

La joven Patricia Ripoll fue la estudiante más brillante de la comarca el pasado curso y, por ello, ayer, el Rotary Club de Benidorm, le entregaba el Premio Isidro Cortina que, en su 5ª edición, reconoce la excelencia académica de los alumnos que van a pasar a la Universidad.

Patricia, estudiante del Colegio Internacional Lope de Vega hasta el pasado mes de junio, cuando acabó 2º de Bachillerato, agradecía este reconocimiento a través de un emocionado discurso en el que recordó su paso por el Colegio. “He estado en el Lope de Vega desde los 3 a los 18 años y siempre me he sentido como en casa”. Patricia ha sido un modelo de genialidad, esfuerzo y pasión a partes iguales, encarnando todos los valores que el Lope de Vega busca inculcar a los alumnos. Su media de 11,684 sobre un máximo de 12 es la más alta de todas las ediciones de este galardón. Pero, además de su gran talento para el estudio, demostró que también es una persona solidaria, ya que ha donado parte de los 3.000 euros recibidos al Centro Doble Amor para la promoción de personas con discapacidad intelectual.

En la actualidad cursa 1º de Negocios Internacionales en el Universidad de Valencia, y afirma que se acuerda mucho del Lope “por todo lo que he aprendido ahí. Quiero agradecer a todos los profesores por haberme enseñado tanto y tan bien”, comentó ante los presentes.

A la gala, que tuvo lugar en el Hotel Agir, acudieron todos los miembros del Club Rotario, con su presidente Enrique Ballester a la cabeza, y el alcalde de la Benidorm, Agustín Navarro, quien quiso destacar “el papel fundamental que tiene el Lope de Vega en la ciudad desde hace más de 50 años. Para mí es una gran alegría que haya sido una alumna de Benidorm, y especialmente de este colegio, quien haya conseguido el premio”, concluyó.